Leches alternativas para tu bebe si no puedes darle el pecho

Alimentación del bebé

Según los expertos en pediatría, la leche materna es la mejor opción nutricional para los bebés. No obstante, no siempre podemos optar por esa opción, bien por razones médicas o personales. Las madres que no pueden dar el pecho a sus hijos e hijas tienen a su disposición leches de fórmula, también conocidas como leches infantiles o leches maternizadas, que contienen las vitaminas y nutrientes que los bebés necesitan en sus primeros meses de vida.

Existen muchos mitos sobre no dar el pecho que acabaron generando un sentimiento de culpa y decepción en las madres que no pueden o no quieren dar el pecho. Aún hoy se hace necesario aclarar que dar o no dar el pecho es una decisión personal de cada madre y que, aunque las autoridades sanitarias recomiendan amamantar, existen alternativas que permiten que nuestro bebé adquiera todos los nutrientes y vitaminas necesarios igualmente. Además, existen algunas situaciones personales y médicas en las que está contraindicado dar el pecho. En cualquier caso, lo mejor es consultarlo con nuestro pediatra.


¿Qué alternativas tenemos si no podemos amamantar?

Las leches infantiles intentan reproducir la leche materna aportando a los recién nacidos los nutrientes necesarios que necesita. Ejemplo como este reduce los cólicos, favorece la digestión y combate los problemas de estreñimiento.

Los pediatras recomiendan este tipo de productos cuando no es posible amamantar a nuestro bebé ya que favorecen la salud digestiva de los bebés y es buena para utilizarla como complemento a una lactancia insuficiente. Estas leches infantiles contienen hierro, zinc y selenio que contribuyen a que las células inmunitarias del intestino de nuestro bebé funcionen correctamente.

Qué leche de fórmula utilizar

Además de los beneficios para el bebé, utilizar leches infantiles hará que la familia goce de mayor comodidad y flexibilidad. Con este tipo de productos tanto el padre como la madre puede alimentar al bebé en cualquier momento. De este modo se potenciará el vínculo afectivo entre el padre y el bebé, involucrándose también en el proceso de criar.

Al mismo tiempo, permitirá a la madre mayor flexibilidad, sobre todo en cuanto se incorpore de nuevo al trabajo. Gracias a la leche de fórmula la familia podrá dejar al bebé con otra persona sabiendo que el bebé obtendrá todos los nutrientes y vitaminas necesarios, sin causar ningún trastorno en sus hábitos ni en su alimentación.

Así mismo, la leche de fórmula hace que los bebés no necesiten alimentarse con tanta frecuencia que los bebés amamantados y se reduce el tiempo de toma, ya que el bebé se sacia antes con las leches infantiles que con la leche materna. Como contrapartida, la leche de fórmula es más difícil de digerir para el bebé que la leche de la madre.

Otros de los inconvenientes de la leche de fórmula es que no contiene los anticuerpos que sí tiene la leche materna. La complejidad de las leches artificiales es mucho menor que la leche materna, que va cambiando al mismo tiempo que las necesidades nutricionales del bebé.

Escojamos la leche que escojamos, debemos consultarlo siempre con el pediatra o buscar el asesoramiento de los farmacéuticos. De este modo nos aseguraremos de darle a nuestro bebé los complementos necesarios para su desarrollo.

¿Has podido alimentar a tu peque con el pecho? Si optaste por lactancia artificial ¿cómo elegiste la leche de fórmula?

 ¡Cuéntanos tu experiencia en los comentarios! Nos encanta leerte 😉


(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

¡Déjame tu comentario!

Información básica sobre Protección de Datos Responsable: Vanessa Sotoca Sanz Finalidad: Gestión de comentarios y control del spam Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos. Derechos: Acceso, recrificación, portabilidad y olvido. Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web GOLOLO&TOIN