3 culpables de la obesidad infantil

3 culpables de la obesidad infantil

Autor: Dra. María Linda Sánchez Díaz 

Los kilos de más de un niño, y de un adulto, no son solo cuestión de comer en exceso, de falta de ejercicio o de un mal metabolismo. Tres nuevos estudios científicos destacan otros tres factores de riesgo de la obesidad infantil: las infecciones cuando aún se era un bebé, la falta de sueño adecuado y el consumo de alimentos poco saludables. 

Es clave mencionar que, aunque los niños pueden tener menos voluntad de comer alimentos saludables, es necesario ayudarles a crear este hábito pidiendo la ayuda de un especialista que pueda crear un plan de alimentación rico en nutrientes y saludable para los pequeños, permitiendo unos días de alimentos que ellos escojan. 

assorted sliced fruits in white ceramic bowl

Obesidad infantil e infecciones en los bebés

El primer estudio, del Centro Médico Kaiser Permanente de California, publicado en la revista de endocrinología The Lancet Diabetes & Endocrinology, analizó los datos de más de 260.000 recién nacidos durante 16 años.

Se descubrió que las infecciones que se produjeron durante la infancia, y no tanto la toma de antibióticos, aumentan el riesgo de obesidad infantil. Las infecciones por microorganismos y los antibióticos alteran la microbiota intestinal del intestino de los niños pequeños y esto tiene múltiples efectos en cascada sobre su metabolismo, sistema inmunitario y desarrollo.

white three oval capsule on yellow canvas

Los niños a los que se les diagnosticó una infección en su primer año de vida, sin tomar antibióticos, tienen de media un 25% más de probabilidades de ser obesos más adelante que los que no tuvieron infecciones. Cuantas más infecciones haya tenido un niño, mayor será el riesgo de obesidad. En cambio, el uso de antibióticos en el primer año no aumenta el riesgo de obesidad.

Obesidad infantil y sueño insuficiente

El segundo estudio, dirigido por la Dra. Gerda Pot, del King’s College de Londres, publicado en el European Journal of Clinical Nutrition, evaluó (meta-análisis) los resultados de 11 estudios sobre el impacto del sueño en la adiposidad.

Se descubrió que las personas que no duermen lo necesario consumen, de media, 385 calorías más al día (el equivalente a unas cinco rebanadas de pan) y, por tanto, tienden a ganar peso. Además, las personas que sufren de insomnio tienden a comer más alimentos ricos en grasa.

photo of child laying on bed

Obesidad infantil y vacaciones escolares

El tercer estudio, dirigido por el profesor asociado Paul von Hippel, de la Universidad de Texas-Austin, que publicó el trabajo en la revista Obesity, analizó los datos de una muestra representativa de 18.170 niños de EE.UU. desde el comienzo del jardín de infancia hasta el final del segundo grado.

Descubrió que casi todos los aumentos de peso de los niños no se producían durante los años escolares, sino en los intervalos entre las vacaciones escolares. En cambio, durante los años escolares, el número de niños con sobrepeso se mantuvo estable, mientras que el número de niños obesos disminuyó ligeramente. El mayor aumento de peso se observa en los veranos debido a que los niños pueden adoptar el hábito del sedentarismo, con levantarse muy tarde y comer sin horarios, además del consumo de grasas saturadas. 

kids playing on the beach

Es recomendable ayudar al pequeño a realizar actividades físicas constantemente, seguir con un horario de alimentación y evitar que coma todos los días grasas saturadas que podrían afectar no solo a su peso, sino también al funcionamiento de su organismo. 



Agradecemos la colaboración de la Dra. María Linda Sánchez Díaz, pediatra, quien compartió y verificó la información para el desarrollo de este artículo. La Dra. Sánchez obtuvo su Licenciatura como Médico Cirujano en la Universidad del Noreste. Posteriormente estudió la Especialidad de Pediatría en la Universidad Nacional Autónoma de México. Es experta en temas como control de crecimiento y desarrollo, trastornos alimenticios, urgencias pediátricas, por mencionar algunos. Además, se mantiene en constante actualización para brindar la mejor atención a sus pacientes.

¡Déjame tu comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir al contenido