Súper chistes

Chistes para niños

¿A qué niño no le gustan los chistes? Llega una cierta edad en la que les apasiona (a algunos contarlos y a otros echarse unas risas escuchándolos) conocer chistes para niños. En casa es Gololo el que se anima a relatarlos, a veces se “viene arriba” y se los inventa… Gran momento XD. A Toin, que no le gusta ser especialmente el centro de atención (aunque con algunos de sus comportamientos “mesalgodeltiesto” muchas veces lo sea), le mola más que se los cuenten y eso sí, es un receptor agradecido y se carcajea de lo lindo (me encanta).
Con estos perfiles te contaré, además, que las bromas también le encantan al mayor. El pequeño a veces no sabe muy bien por dónde van los tiros y no termina de comprenderlo bien. Pero tiempo al tiempo… Y es que tienen buen maestro: Marido. Peeeeero es que Gololo atesora un libro de Super bromas desde hace ya uno o dos años y de vez en cuando va leyéndolas. Miedo me da cuando comience a ponerlas todas en práctica.
Glup.
Pues este verano la editorial Montena (Penguin Random House) ha querido hacernos mucho más divertidas las vacaciones y nos llenaron la casa con los libros de Súper Chistes… Vamos, como si nos hubiesen leído la mente (bueno, a Gololo).
Libros de chistes para niños

Súper Chistes es una colección de chistes desternillantes, fáciles de aprender y bastante actualizada, que hará las delicias de los más graciosillos de la casa. Una fuente inagotable de historias que contar en alguna reunión familiar o con amigos.
LIbros de chistes para niños y niñas
Hay chistes para todos los gustos, cada uno de los libros de Súper Chistes trata un tema concreto y son, nada más y nada menos, que siete libros para reírse de temas variaditos.
Libros de chistes para niños y niñas
Además de motivarles a la lectura gracias a sus textos (cortos, sencillos y divertidos), también encuentran chistes gráficos (sin y con texto) para niños, de modo que me parece una opción ideal para esos peques que aún están descubriendo sus temáticas a la hora de ponerse a leer con más asiduidad.
super chistes, libros de chistes para niños
chistes para niños y niñas fáciles
El último libro, el Súper Chistes de emoticonos, es especialmente gracioso. El mundo de los emojis se ha instalado ya en nuestro día a día y aunque ellos no manejen su propio teléfono por edad, sí conocen (seguro que casi mejor que nosotros) los emoticonos. Una manera rápida y efectiva de comunicarse. En este libro los emojis hacen la función de pictogramas ayudando a los más pequeños (recién iniciados en la lectura) a leer los chistes, pudiendo divertirse también (con los que entiendan, claro).
chistes cortos para niños y niñas
Súper chistes, libros de chistes para niños

Y además de los beneficios que pueda aportarles leer estas historietas, no olvidemos que constituye una forma de “entrenar” su sentido del humor 🙂, ya que según el psicólogo y escritor Louis R. Franzini “el sentido del humor se aprende”. En su libro ¡Niños que se ríen! Cómo desarrollar el sentido del humor de su hijo, nos habla de las distintas etapas del humor en los niños:

0-3 años: Risa inducida o provocada (las cosquillas). Humor imitativo, o pro social. A partir del año, la incongruencia de lo que ven, respecto a lo que conocen les resultará divertido. Decir que un caballo hace “muuu” para ellos es de los más cómico. Al no dominar el lenguaje, emplean muchos gestos. Quieren ser bufones por el mero placer de serlo. Hacer reír a sus papás es fundamental.

5-7 años: Se ríen de chistes y adivinanzas que no requieren un desarrollo y un pensamiento excesivamente lógico o estructurado. La exageración es tal vez el recurso humorístico que consigue más éxito. La frase “me comería un billón de trozos de pizza”, a un adulto puede parecerle un absurdo o una ingenuidad, pero para un niño es graciosa. No entienden todavía los tabúes, pero intuyen que hay algo detrás de ciertos temas.

8-10 años: La estructura de las bromas se complica. Entienden (o creen entender) el doble sentido y las segundas intenciones. La sexualidad se percibe como un tabú que hace gracia romper. Los temas escatológicos (las pedorretas, las cacas) ganan popularidad. El humor sirve para desafiar reglas.

11-12 años: Frente al humorismo físico y visual empieza a tener más importancia el verbal. En esta fase, la diferencia de género se acentúa: los chicos toman más la iniciativa de contar chistes para impresionar, mientras que las niñas son más dispuestas a reírse. La adolescencia se asoma.

La Vanguardia: las etapas del humor infantil.

Así que, ya sabemos, ¡a entrenar el humor y la lectura! 😉

+INFO:

Titulo: Colección Súper Chistes

Autor/es: Pau Clua y David Domínguez.

Ilustrador/a: Álex López

Editorial: Montena

Edad: +6 años


(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

4 Comentarios

  • Madre desesperada
    22/09/2017 1:53 pm

    Buenisimos! A mis chicos les van a flipar. Están todo el tiempo contando chistes y leyendo los de las revistas

    • Nessa
      25/09/2017 9:51 pm

      Pues esta colección fijo que les mola, se partirán (y si pillan la de Súper bromas… ¡Agárrate!) jajajajaja

  • Marian L. Viladrich
    26/09/2017 8:54 am

    Qué buen recurso! El mayor (5 años) se ha aprendido un par de chistes este verano y los cuenta a su manera a todo el mundo. Y, como el tuyo, le ha dado por inventarle chistes. Los míos han adelantado fase y están ya con lo escatológico, pero están todos los niños de su entorno igual, así que parece que es lo que toca.

    • Nessa
      28/09/2017 9:15 pm

      Estoy segura de que les encantarán! Hay cosas que triunfan siempre, jajajaja. Un beso

¡Déjame tu comentario!

Información básica sobre Protección de Datos Responsable: Vanessa Sotoca Sanz Finalidad: Gestión de comentarios y control del spam Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos. Derechos: Acceso, recrificación, portabilidad y olvido. Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web GOLOLO&TOIN

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.