¿Cómo saber si hay un problema cuando le están saliendo los dientes a mi bebé?

¿Cómo saber si hay un problema cuando le están saliendo los dientes a mi bebé?

Autor: Dr. Claudio Álvarez Minjares 

Mucho antes de los primeros llantos y arrullos de tu bebé, ya tiene sus primeros dientes, solo que no puedes verlos. Los dientes se desarrollan en lo más profundo de sus encías cuando es apenas un feto, pero no verás ni un solo diente hasta que tu bebé tenga entre cuatro y ocho meses. Algunos bebés superan la dentición como si nada; otros gritan como si se estuvieran muriendo durante semanas. Si tu hijo entra en esta última categoría, no tienes que resignarte a pasar noches en vela. Todavía hay muchas cosas que puedes hacer para ayudarles a sobrellevar la situación, además de pedir ayuda a un especialista.

¿Cuándo les salen los dientes a los bebés?

Aunque no los veas, tu bebé ya tiene todos los dientes. Residen en la línea de las encías hasta que son empujados por debajo de ellas. Por tanto, sus dientes no crecen, sino que erupcionan. Al igual que los niños se dan la vuelta, caminan y apoyan la cabeza en diferentes horarios, también varían un poco con la dentición. Una guía general sobre cuándo puede esperar ver los dientes es la siguiente:

  • Dientes delanteros inferiores (incisivos inferiores): 5-7 meses
  • Dientes delanteros superiores (incisivos superiores): 9-11 meses
  • Siguiente serie de dientes inferiores (incisivos posteriores inferiores): 10-12 meses
  • Dientes posteriores (primeros molares): 12-16 meses
  • Dientes traseros grandes (caninos): 16-20 meses
  • Dientes posteriores (segundos molares): 20-30 meses.

La dentición es un proceso gradual que se produce a lo largo del tiempo, empezando por la erupción de los incisivos centrales del bebé, los dos dientes frontales inferiores. A tu bebé le saldrán dientes de forma intermitente hasta que tenga unos dos o tres años, momento en el que salen los segundos molares, los dientes grandes de la parte posterior de la boca.

¿Cuáles son los signos de la dentición?

Los bebés lloran por muchas razones: aburrimiento, agotamiento, hambre, enfermedad, dolor, piel seca y miedo. No debes dar por sentado que el llanto frecuente significa que a tu bebé le están saliendo los dientes, aunque parezca que le están saliendo o esté en la edad de desarrollar los primeros dientes. En su lugar, busca estos signos:

  • Aumento del babeo
  • Morder las manos, los dedos u otros objetos
  • Cambios en el comportamiento de alimentación, como masticar el biberón o la tetina
  • Mejillas enrojecidas
  • Encías hinchadas y rojas
  • Frotamiento de oídos (a veces el dolor de la dentición se irradia a los oídos)

Cinco maneras de ayudar a un bebé al que le están saliendo los dientes

Los analgésicos de venta libre no son seguros para los bebés sin consultar primero con un pediatra, así que evita estos remedios. En su lugar, prueba estos métodos para controlar el dolor:

  1. Amamanta a tu bebé con más frecuencia si le das el pecho. La dentición puede dificultar la obtención de la misma cantidad de leche, sobre todo si come más despacio debido al dolor. Además, la lactancia materna puede ayudar a calmar a un bebé en pánico que siente dolor, así que permite que tu bebé al que le están saliendo los dientes se amamante a demanda.
  2. El frío puede hacer maravillas. Prueba a darle un anillo de dentición congelado o a frotarle las encías con un paño frío. Nunca permitas que tu bebé al que le están saliendo los dientes chupe hielo o polos, ya que ambos suponen un riesgo de asfixia.
  3. Dale a tu bebé galletas duras para la dentición para que las mastique. La Academia Americana de Pediatría recomienda dar a los bebés alimentos sólidos solo a partir de los seis meses, por lo que nunca hay que dar a un niño más pequeño alimentos sólidos. Supervisa siempre a tu hijo cuando tenga una galleta de dentición.
  4. Prueba un gel anestésico para las encías. Las pastillas de venta libre no son seguras, pero los productos diseñados para adormecer las encías son seguros cuando están diseñados para bebés. Habla con tu médico antes de probar estos geles.
  5. Limpia las babas de tu bebé con la mayor frecuencia posible. La gran cantidad de babas que suele acompañar a la dentición puede resecar la piel de tu bebé, agravando el dolor que ya tiene, sobre todo si la piel se agrieta y sangra.

Cuándo llamar al médico

En la mayoría de los bebés salen los dientes sin problemas, pero algunos desarrollan problemas graves de dientes y encías durante la dentición. Llama al médico de tu hijo si:

  • Tiene fiebre alta
  • Le sangran las encías
  • Hay un absceso inflamado en las encías de tu bebé o alrededor de ellas
  • Los dientes salen rotos o muestran signos visibles de caries
  • Tiene tanto dolor que está inconsolable
  • No puede tomar el pecho o el biberón
  • No tiene ningún diente a los 18 meses.

Millones de padres tienen que lidiar con la dentición cada año, así que recuerda que esto también pasará. Las noches largas acaban dando paso a momentos más tranquilos en los que quizá eches de menos los días en los que abrazabas a tu bebé en fase de dentición.

*Nota: Se recomienda con una gasa húmeda se limpien las encías de tu bebé aunque no le hayan salido los dientes ya que esto evitará que la leche y alimentos se le acumulen en la encía y cuando salgan los dientes no tendrá problemas de caries, aparte estás acostumbrando a tu bebé a usar el cepillo de dientes desde temprana edad y cuando lo lleves al dentista a su primera revisión no sentirá miedo ni ansiedad con lo que le harán.


Agradecemos la colaboración del Dr. Claudio Álvarez Minjares, cirujano dentista y profesor, quien compartió y verificó la información para el desarrollo de este artículo. Realizó sus estudios como cirujano dentista en la Universidad Latinoamericana. El Dr. Álvarez sigue creciendo profesionalmente ya que cuenta con diplomados en cirugía periodontal avanzada e implantes dentales, estética y oclusión dental y cosmética dental, así mismo cuenta con una especialidad en endoperiodontología. Esto le ha permitido seguir adquiriendo nuevos conocimientos para mejorar su técnica. Ha acudido a conferencias de toma de color en la Universidad de la Habana, Cuba, en 2008 y en el Distrito Federal en 2006. Dándole la oportunidad de ser profesor en diferentes universidades.

¡Déjame tu comentario!

Información básica sobre Protección de Datos Responsable: Vanessa Sotoca Sanz Finalidad: Gestión de comentarios y control del spam Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos. Derechos: Acceso, recrificación, portabilidad y olvido. Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web GOLOLO&TOIN

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir al contenido