Colegios, invierno y Covid-19

Colegios, invierno y Covid-19

Parece que, a pesar de todo el respeto (o miedo, que también podemos sentirlo, faltaría más) que nos daba el comienzo del curso 2020/2021, la cosa no ha ido del todo mal. También es cierto que depende de cómo se mire, pero atendiendo a los datos oficiales que tenemos a mano, se ha cerrado un 0,73% de aulas en todo el territorio español.

El comienzo de este curso ha sido un quebradero de cabeza para nosotros, los padres y madres… Todas esas dudas iniciales (sabiendo que nuestros pequeños necesitaban volver a una cierta “normalidad” después de esos extraños meses alejados de las aulas y de sus rutinas) sobre si era conveniente o no que acudiesen al colegio/instituto (cuando era obvio que no se había preparado todo con antelación y se estaba improvisando mucho) nos estaban volviendo locos.

¿Qué tenían que llevar los peques? ¿Cómo iba a desarrollarse su jornada? ¿Qué pasaría en caso de contagio? Dudas que hemos ido resolviendo gracias al personal de los colegios, a portales informativas y a artículos valiosos para las familias como los que encontramos en apoyoalasfamilias.es.

woman in pink shirt sitting by the table while smiling

Estudio sobre la calidad del aire en los colegios españoles

Desde el comienzo, en septiembre, los peques han realizado todas las actividades posibles en el exterior y, cuando no se podía, las clases han permanecido bien ventiladas, con ventanas abiertas que permitían la renovación constante del aire.

Pero llega el frío. El otoño se va colando en nuestro día a día poco a poco y el invierno lo tenemos a la vuelta de la esquina. Ahora… ¿cómo combatir la Covid-19 si los últimos estudios apuntan a que es básico que las aulas estén correctamente ventiladas?

snowy pathway surrounded by bare tree

Esto, que puede parecer un problema actual debido a la pandemia, es en realidad una problemática que ya presentaban muchos colegios según nos indica la Plataforma de Edificación Passivhaus (PEP), asociación sin ánimo de lucro, tras analizar durante un año lectivo más de 700.000 parámetros en centros escolares de 33 ciudades españolas.

El estudio realizado por la plataforma demuestra que durante el 84% del tiempo – 5 de cada 6 horas – de uso de las aulas de los centros educativos no se dan las condiciones adecuadas para que alumnos, profesores y el resto de personal de los colegios realicen sus tareas de forma óptima.

Como nos explica Bruno Gutiérrez Cuevas, presidente de la Plataforma de Edificación Passivhaus, “las conclusiones del estudio son realmente preocupantes ya que los niveles de confort higrotérmico y calidad del aire inciden directamente en la concentración y la salud de las personas, sobre todo en edades tempranas como las que tienen los usuarios mayoritarios de un centro escolar. Asimismo, el rendimiento de alumnos y profesores queda mermado cuando los niveles de CO2 son elevados, ya que esta situación provoca, entre otros, un déficit de atención”.

Rehabilitar los edificios y mejorar los sistemas de ventilación de los centros educativos es vital para garantizar las adecuadas condiciones de ambiente interior y para reducir la posibilidad de que el virus que causa la COVID-19 se propague por el aire en los espacios interiores.

La ventilación de las aulas por medios naturales puede no ser suficiente en ocasiones y menos en meses de lluvia y frío como los que se avecinan.

opened glass window

Soluciones para el problema de ventilación en las aulas en época de Covid-19

Ventilación de doble flujo

Pedro Mariñelarena, vicepresidente de la Plataforma de Edificación Passivhaus apunta a que una de las soluciones a tomar sería “la ventilación mecánica de doble flujo con recuperación de calor” como la solución más acertada para contribuir a frenar la transmisión aérea del COVID-19 en espacios cerrados porque la ventilación por medios naturales puede no ser suficiente.

Esta ventilación consistiría en introducir aire limpio a las aulas, eliminando todo el aire viciado por medio de un sistema de conductos perfectamente regulado, aumentando la calidad del aire gracias a su constante renovación.

Purificadores con filtros HEPA y sensores de CO2


Con los sensores CO2 se puede conocer la concentración de aire exhalado que hay en el ambiente y a partir de ahí podremos saber cuántas renovaciones de aire por hora se requieren para reducir el riesgo de contagio de la Covid-19 (y de cualquier otro virus).

Los filtros HEPA (acrónimo de “filtro de aire de partículas de alta eficiencia”) eliminan más del 99,9% de los aerosoles de la corriente de aire que los atraviesa. Este tipo de filtros ya se utilizan desde hace tiempo para purificar el aire de espacios cerrados como aviones o UCIs hospitalarias.

Los expertos aseguran que los filtros de aire HEPA son “el mejor tipo de limpiadores de aire que existen”.

coronavirus

La solución final puede ser una combinación de opciones, por ejemplo se puede combinar ventilación natural y purificación.

El uso de mascarillas, el mantenimiento de la distancia y las medidas de higiene siguen siendo necesarias en todas las soluciones.


Má información:

¡Déjame tu comentario!

Información básica sobre Protección de Datos Responsable: Vanessa Sotoca Sanz Finalidad: Gestión de comentarios y control del spam Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos. Derechos: Acceso, recrificación, portabilidad y olvido. Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web GOLOLO&TOIN

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir al contenido