Pequeño Vampir y Miguel, volviendo a los orígenes.

Pequeño Vampir y Miguel, volviendo a los orígenes.

La mayoría de las veces os hablo de joyas de papel, de libros que por edición, por la historia que relata o por ambas, son auténticas maravillas que os recomiendo atesorar en vuestras bibliotecas particulares más allá de que estén dirigidas a un público infantojuvenil o no. Un adulto puede disfrutar tanto o más que un peque de este tipo de libros y de lecturas. También es cierto que no todos los álbumes ilustrados ni cómics o novelas gráficas están destinados a niños y niñas.

El caso de la novela gráfica de la que hoy quiero hablarte sí está dirigida a todo tipo de público. Gustará tanto a pequeños lectores habituados ya a la lectura en formato cómic (capaces de ordenar los bocadillos), como a adolescentes (se reirán mucho con las expresiones del texto) y adultos.

En mi caso, Pequeño Vampir y Miguel, han sido devorados sin que ninguno de los dos personajes protagonistas hayan podido decir “¡ay!”. Y es que es lo que tiene el francés Joann Sfar, que te cautiva con esos trazos temblorosos, esa espontaneidad en los diálogos de los personajes, esas historias tan bien formadas y esa manera de hablar de los miedos, de la muerte, de la soledad, la amistad y la familia.

Sinopsis de Pequeño Vampir y Miguel

El pequeño vampiro vive en una casa encantada con un alegre grupo de monstruos, pero pese a ello está muerto de aburrimiento. Una noche se escabulle en secreto de la mansión junto a su fiel perro Fantomate con el propósito de encontrar nuevas aventuras y amigos… Y hallará ambas cosas. Pero no todo será bueno, la sombra del Giboso, un viejo enemigo, se cierne sobre la familia de Pequeño Vampir poniendo en peligro la paz de la que han gozado durante más de 300 años.

Pequeño Vampir y Miguel nos devuelve al origen del vampiro Fernand para que disfrutemos y entendamos toda la historia de este peculiar y entrañable personaje.

Estos orígenes del personaje ha sido llevada al cine como película de animación bajo la dirección del propio Sfar recientemente.

Reseña de Pequeño Vampir y Miguel

Desde que vi el volumen de Pequeño Vampir y Miguel caí rendida a sus “colmillos”. La edición de la editorial Fulgencio Pimentel no puede ser más exquisita, y ya sabemos que eso puede hacer que haya o no amor a primera vista.

Fue el caso. Lo hubo.

Los tres personajes más relevantes de la novela gráfica de Sfar observan algo desde la portada. ¿Estarán viendo a Giboso? Sus ojillos (los seis) brillan en la oscuridad y es muy divertido despertar por la noche y darte cuenta de que hay ojos “que te observan” desde la mesilla de noche, ja, ja, ja, ja, ja.

El autor divide la novela gráfica Pequeño Vampir y Miguel en tres capítulos en los que la tensión va in crescendo. Comenzaremos siendo testigos del principio de todo, de cómo Pequeño Vampir fue creado por el Capitán de los Muertos y la maldición que lo acompaña… Poco a poco, el pequeñín, harto de la soledad y de hacer siempre lo mismo, empieza a “salirse del tiesto” buscando nuevos estímulos fuera de su círculo de seguridad.

Una vez que Pequeño Vampir conoce a Miguel (un humano huérfano que vive con sus yayos) no tarda en comenzar la trepidante aventura que nos mantendrá enganchados a las páginas de esta novela gráfica hasta su final.

En Pequeño Vampir y Miguel se entremezclan y conviven varios sentimientos y valores que, combinados con tanta maestría como lo hace Joann Sfar, hacen de esta novela gráfica un libro difícil de olvidar. Amor, amistad, inocencia y ternura se entremezclan con la maldad, la venganza, el orgullo y el egoísmo.

¿Alguien da más?

El autor habla de una manera natural, a través de Miguel, de la muerte-muerte (esa de la que no se vuelve, al contrario de la no-muerte… claro); ofrece al lector multitud de personajes peculiares, con carencias o que muestran sentimientos “poco correctos”, como son los celos que Miguel despierta en Fantomate.

Quizá los pequeños y no tan pequeños lectores caigamos rendidos a los pies de Sfan porque encontramos en Pequeño Vampir y Miguel personajes imperfectos que son capaces de expresar emociones naturales.Todo ello bien aliñado con un humor desenfadado, de expresiones simpáticas y actuales que conectan inmediatamente con el lector o lectora.

Una novela gráfica para DISFRUTAR, en mayúsculas, de un mundo vampírico lleno de monstruos en los que la sangre es lo de menos.


Puntuación: 5 de 5.

Texto: Sandrina Jardel y Joann Sfar

Ilustraciones: Joann Sfar

Color ilustraciones: Brigitte Findakly

Editorial: Fulgencio Pimentel

Edad: +9 años

ISBN: 9788417617011

¡Déjame tu comentario!

Información básica sobre Protección de Datos Responsable: Vanessa Sotoca Sanz Finalidad: Gestión de comentarios y control del spam Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos. Derechos: Acceso, recrificación, portabilidad y olvido. Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web GOLOLO&TOIN

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir al contenido