Oliver Button es una nena

Oliver Button es una nena

El primer mes de este extraño año 2020 volvía a editarse el maravilloso álbum ilustrado “Oliver Button es una nena“, esta vez a manos de la editorial gallega Kalandraka en sus “libros para soñar”. Y es que no es para menos. La historia de Oliver es una de esas que te invitan a soñar que cualquier cosa puede conseguirse con tesón y que, a pesar de las burlas, la empatía consigue hacerse su hueco hasta en los (aparentemente) más necios.

Aunque Oliver Button y su vivencia tiene ya más de cuarenta años (fue editada allá por 1979) al leerlo nos damos cuenta de que el tema principal del libro sigue siendo, tristemente, protagonista de muchos de los álbumes ilustrados editados en los últimos años, a fin de concienciar a través de maravilloso personajes principales de la problemática del bullying, de los roles de género y de los estereotipos.

Reseña de Oliver Button es una nena

A Oliver Button le llamaban nena.

A él no le gustaba hacer las cosas que se supone que hacen los niños.

Le gustaba jugar en el bosque y saltar a la cuerda.

Le gustaba leer libros y hacer dibujos…

Sin más dilación, el libro comienza contando “el problema”… Y es que, ser diferente a la mayoría, para algunos parece ser un problema.

Oliver disfruta de la naturaleza, de la lectura; le chifla disfrazarse y ¡bailar! Tanto, que logra que sus padres le apunten a claqué en la escuela de baile de la señorita Leah. Allí encuentra a gente que comparte, al menos, una de sus pasiones… Pero, ¡ay, en el cole! En el colegio sus compañeros no entienden a Oliver y escriben en la pared del patio:

♦ OLIVER BUTTON ES UNA NENA ♦

… para que la burla quede bien firme y nadie se olvide que puede ser carne de cañón si no sigue “al rebaño”.

Pero, un día, se anuncia un concurso de talentos y Oliver se apunta para demostrar todos los avances logrados en sus clases de baile. Desde el colegio, los profesores animan a que los compañeros vayan a apoyar a Oliver en el concurso…

¿Qué pasará? ¿Continuarán las burlas?

Tomie DePaola creó esta historia desde su propia experiencia hace más de cuarenta años y  aún hoy, los roles de género siguen estando muy presentes en la sociedad. “Oliver Button es una nena” es una historia de tesón, de lucha, de superación para desarrollar las inquietudes personales a pesar de la intolerancia ajena. El texto pone sobre la mesa las dificultades a las que algunos niños se enfrentan por no seguir los cánones marcados para el género masculino, a la vez que se evidencia el aún latente problema lingüístico sobre el uso del femenino para menospreciar e insultar.

¿Recuerdas el video “Como una niña”? En él nos damos cuenta del uso que se ha dado durante años (y lo peor es que se sigue dando) al género femenino a la hora de realizar determinadas tareas históricamente relacionadas con el género masculino.

 

Las ilustraciones (¡parte tan fundamental!) realizadas también por Tomie DePaola tienen una increíble fuerza a la vez que desprenden una especial sensibilidad. Los dibujos, de suaves tonalidades, narran la historia de Oliver Button a través de viñetas figurativas que nos atraparán y harán que la inmersión en la peculiar historia de este valiente protagonista sea completa.

¿Ya conocías a Oliver? ¿Qué otros cuentos sobre roles de género nos recomiendas?


+INFO:

Autor: Tomie dePaola

Ilustador: Tomie dePaola

Editorial: Kalandraka

Edad: +5 años

ISBN: 9788484641971

1 Comentario

  • Dácil Isabel
    14/07/2020 11:27 am

    Que chulo!!! No lo conocía

¡Déjame tu comentario!

Información básica sobre Protección de Datos Responsable: Vanessa Sotoca Sanz Finalidad: Gestión de comentarios y control del spam Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos. Derechos: Acceso, recrificación, portabilidad y olvido. Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web GOLOLO&TOIN

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir al contenido