Consejos para acertar a la hora de vestir en invierno a un bebé

Consejos para acertar a la hora de vestir en invierno a un bebé

Uno de los quebraderos de cabeza de los padres primerizos es cómo vestir a sus bebés llegado el invierno. El frío trae consigo algunas de las dudas más frecuentes entre quienes traen a un hijo o hija al mundo por primera vez. En este artículo veremos algunas de las pautas a tener en cuenta para vestir al peque en la época más fría del año.

No muchas capas, sino capas adecuadas

En vez de vestir al bebé con muchas capas de ropa, lo cual le puede agobiar e incluso darle calor, es mejor decantarse por prendas transpirables y de buena calidad. Es importante también elegir prendas que resulten prácticas, para evitar problemas con los cambios de temperatura.

De todos modos, hay una regla interesante de seguir que es ponerle al bebé una capa más que las que llevamos nosotros. Esto se debe a que ellos no tienen la actividad de los adultos, por lo que no producen el mismo calor. Por ello se les debe poner una capa más y también un protector bueno para el carrito. 

Otro aspecto a tener en cuenta es que la mejor ropa es la de 100% algodón orgánico. Las formas holgadas y con amplias aberturas son especialmente cómodas, ya que hacen que la ropa sea especialmente fácil de poner y quitar. 

Cuantas menos costuras tengan sus prendas mejor, y tampoco es buena idea que no sean transpirables. En la ropa de bebé de Zalando Privé puedes encontrar muchas prendas que cumplen con estas características, lo que las hace ideales para los más pequeños de la familia y esta época del año.

Atención a ciertas zonas del cuerpo del pequeño/a

Es importante también que queden bien abrigadas la cabeza y las orejas del pequeño o pequeña, protegiendo sus oídos y procurando que no pierdan calor por la cabeza. No hay que olvidar que los bebés no tienen grasa apenas, y su sistema de termorregulación aún no funciona del todo bien. 

Habitualmente, se tocan los pies y las manos de los bebés para saber si tienen frío. Sin embargo esto no es correcto, ya que estas son las partes de su cuerpo que se enfrían antes. Así pues, para de verdad saber si el niño tiene frío o tiene calor, lo mejor es tocarle la nuca. Tal como señalan los expertos, en caso de que el pequeño tenga el cuello seco y caliente, estará bien abrigado; en tanto que si tiene sudor en la nuca y está inquieto, es mejor quitarle alguna prenda de ropa.

Para evitar que se resfríe, lo mejor es que el bebé mantenga una temperatura constante y no intentar que la calefacción del hogar esté siempre al máximo. Cuando tú sientas mucho calor o frío en casa, tu bebé probablemente sienta lo mismo.

Finalmente, a la hora de dormir lo mejor es un pijama abrigado, como un pijama manta, y no tapar al niño con muchas capas, porque ellos se mueven mucho a lo largo de la noche y, como no saben si taparse, pueden pasar frío. Si su habitación está entre 20 y 22 grados, con una sábana y una manta holgada será suficiente.

¿Cómo llevas el tema de abrigar a tu bebé en invierno? ¿Sigues alguna de estas recomendaciones?

¡Déjame tu comentario!

Información básica sobre Protección de Datos Responsable: Vanessa Sotoca Sanz Finalidad: Gestión de comentarios y control del spam Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos. Derechos: Acceso, recrificación, portabilidad y olvido. Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web GOLOLO&TOIN

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir al contenido